Canción actual

Título

Artista

Evento actual

Expreso FARCO

16:30 17:00

Evento actual

Expreso FARCO

16:30 17:00

Background

[La Rioja] Héctor David Gatica: la sombra terrible de la poesía

Escrito por el 7 junio, 2022

Entrevista a Hector David Gatica por Facundo Dalmacio para Astrolabio

Héctor David Gatica (Villa Nidia, 1935) es uno de los poetas y escritores más importantes dela provincia de La Rioja y de la Argentina. El reconocimiento en su pago es tal, que una avenida frente a la terminal de ómnibus de la Ciudad de La Rioja lleva su nombre. Admirado por poetas de la talla de Atahualpa Yupanqui, Armando Tejada Gómez o Jaime Dávalos, a lo largo de sesenta años construyó una obra de más de treinta títulos.

La raíz de su canto está ligada al paisaje natural y humano de su región. En la visión de Gatica, una sierra distante es un  animal alerta echado sobre sus patas y una persona que avanza a pasos lentos no está haciendo más que saborear la tierra con los pies. Para Gatica,  una siesta riojana no es un bostezo del paisaje sino un árbol chorreando sombra.

En sus poemas también pueden entreverse los fantasmas caudillos de una Argentina federal que no pudo ser  y la labor de los hacheros, arrieros, carboneros y demás trabajadores rurales que construyen la historia cotidiana del país, muchas veces ignorada. Por otro lado, su poesía no elude cuestiones existenciales o metafísicas. Algunas de sus preocupaciones pueden leerse en el poema “La Moneda” contenido en su libro “El viaje” (2009):

Qué hacer cuando nosotros somos/ los mendigos del cuento/ y alguien nos desprecia/ dándonos una moneda (…) Qué hacer cuando a la sonrisa/ le oímos tintineos/ como si fuera el precio de una dádiva(…)  Qué hacer si la vida nos pide una sonrisa/sabiendo que tras de ella/acecha la muerte. (…) Qué hacer con las monedas con que intento a diario/venderme yo, comprarlo a Dios.

Su primer libro, y quizá el más difundido, es “Memoria de los llanos” (1961). Fue traducido al inglés, al  italiano y al francés y ya lleva 16 ediciones, algo muy difícil de lograr para un escritor del llamado “interior” de un país altamente unitario. Para Héctor Gatica esto se debe a la difusión local, ya que “no hay librería en el resto del país –salvo las casas de provincia- donde se vendan nuestros libros”. Como alguna vez él mismo señaló: “En Buenos Aires se publican antologías argentinas que son, salvo excepciones, antologías porteñas”.  

Héctor David Gatica, diseño de Chiara Leotta para Astrolabio

-¿Qué dificultades encontró para desarrollarse como escritor lejos de la Capital Federal?

-Nos cuesta mucho romper el límite geográfico. Por lo común los que más trascendieron son los que fueron a vivir a Buenos Aires, como Joaquín V González o Ariel Ferraro, que iba mucho. La provincia de La Rioja tiene una escritura importante.  De mí parte, más que a nivel nacional he luchado mucho por meterme hacia el interior de mi provincia. He sacado cuatro tomos de más de dos mil quinientas páginas [sobre literatura riojana], visité departamento por departamento para salvaguardar cosas que se hubieran perdido para siempre y eran valiosísimas.

-¿De qué cree que está constituida la idiosincrasia riojana?

-La Rioja es una provincia de mucha fe, mucha religiosidad, muchas leyendas, batallas muy grandes de los caudillos nuestros defendiendo el federalismo de los pueblo, todo eso de alguna manera está volcado en la poesía, el canto y las novelas de La Rioja.

¿Qué ha buscado en la poesía?

-No sé qué he buscado, tal vez decir lo que otros no podían: hacheros, carreros, poceros, camperos, toda esa gente de trabajo rudo. A través de la poesía me hice cargo de su silencio, empecé a decir lo suyo. Siempre sentí la necesidad de combatir la injusticia.

Gatica también trabajó como maestro y como editor de revistas.  Una de ellas se llamó Alborada (1954-1965) y tuvo como objetivo ser repartida en parajes rurales a los que no llegaban otros medios de comunicación. En sus ediciones abordaban temas tales como el mal de Chagas, la brucelosis o las mordeduras de víbora. “A esos lugares no llegaban ómnibus ni ningún transporte, la gente andaba en sulky o a caballo” –recuerda el poeta-. “Con un hermano mío, viendo que hasta allí no llegaban diarios ni revistas ni televisión, sin saber nada de periodismo decidimos crear una revista que hablara de sus vidas, sus costumbres. La mantuvimos a lo largo de diez años.”

En su libro “Los días insólitos” (editado en 1987) Gatica cuenta los horrores de las dictaduras militares. En la década del 70 enterró los manuscritos que conformarían ese poemario en el patio de su casa junto a otros dos libros. Tras la vuelta a la democracia, esos escritos salieron a la luz de forma azarosa:

“Fue un año lluvioso poco común en los llanos y un quirquincho había cavado hasta donde estaban estos escritos que estaban dentro de una bolsa de polietileno y una caja de lata y eso los salvó. Se ve que era un quirquincho lector. “

Otras obras de Héctor Gatica son el libro de relatos “Los fundadores del olvido” (1988) y “La Cantata Riojana” (1985) una producción poético musical elaborada junto a Ramón Navarro, uno de los máximos referentes de la música riojana. Actualmente se encuentra trabajando en el tomo 2 de “Este canto es América” una antología que intenta representar a las 24 provincias argentinas.

Etiquetado como:

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *