Canción actual

Título

Artista

Evento actual

MUNDO ARTE

23:00 24:00

Evento actual

MUNDO ARTE

23:00 24:00

Background

Comenzó el juicio a Higui, quien se defendió de un intento de violación

Escrito por el 16 marzo, 2022

Higui está acusada de “homicidio simple”, luego de que un grupo de hombres la golpeara e intentara violarla. Distintas organizaciones se movilizaron para pedir su absolución.

Colectivos feministas y LGTBIQ+ estuvieron pendientes en las afueras del Tribunal Oral Criminal N°7 de San Martín donde el martes comenzó la primera jornada del juicio a Eva Analía “Higui” de Jesús, quien fuera acusada de homicidio simple tras defenderse de una violación sexual colectiva.

El ataque lesbofóbico y el intento de violación ocurrió en el año 2016, pero nunca se realizaron las investigaciones correspondientes y después de ocho meses en prisión gracias a diversas organizaciones, Higui logró salir en libertad (excarcelación extraordinaria concedida por la Cámara de Apelaciones de San Martín) en junio de 2017, sin embargo a cinco años es que comienza el juicio.

Retomando con el juicio, el martes se llevó a cabo la primera de las cuatro audiencias previstas por los jueces Gustavo Varvello, Germán Saint Martin y Julián Descalzo. Estuvieron presentes también familiares de la víctima Cristian Espósito, de 28 años, que a los gritos acusaban a Higui de “asesina”.

Antes de ingresar al Tribunal, Higui se frenó para decir unas palabras a las diversas organizaciones feministas, LGBTIQ+, transfeministas y agrupaciones de futbolistas que pedían su absolución.

“Ahí adentro no sé cómo estoy aguantando, pero salgo afuera y ustedes me dan confianza. Pero es jodido porque (los agresores) son todos buenos hoy, pero si hubiera sido yo la muerta, no hubiese pasado nada de lo que está pasando, se hubiera tomado como algo normal”, expresó.

El caso de “Higui” De Jesús se hizo público en octubre de 2016 cuando la mujer lesbiana, que actualmente tiene 47 años, fue detenida por haberse defendido de un presunto intento de violación en grupo.

La patota, que la hostigaba habitualmente por su orientación sexual, en esa oportunidad la atacó cuando ella salió de la casa de su hermana en Bella Vista, donde se había reunido con su familia por el Día de la Madre.

“Te voy a hacer sentir mujer, forra lesbiana”, la amenazó uno de los agresores en medio de la brutal paliza a la que la sometieron, durante la cual le bajaron el pantalón y le desgarraron el bóxer. Fue en ese momento que Higui comprendió que no iba a salir viva del ataque y sacó el cuchillo que llevaba escondido en el pecho.

Higui apuñaló entonces al hombre que tenía encima, Cristian Espósito, quien murió poco después de llegar al hospital. A ella se la llevaron esposada y fue procesada por homicidio simple. Estuvo presa hasta junio de 2017, cuando la justicia le otorgó la excarcelación extraordinaria.

«En el inicio del debate la defensa sostuvo que se trató de una agresión de tipo sexual que se estaba haciendo grupalmente y es frente a esa situación que ella intenta una defensa y le provoca una lesión a la persona que finalmente fallece», dijo la abogada penalista y asesora de la Subsecretaría de Política Criminal del Ministerio de Justicia de la Provincia de Buenos Aires, Sofía Caravelos, que participa en apoyo a la defensa.

«La fiscal planteó que la versión de Higui no se correspondía con la verdad material, pero no contextualiza el hecho en ningún sentido, de modo que la escena empieza para ella en el momento que hiere a esta persona y le da muerte», aportó Lucía Coppa de la misma dependencia e idéntico rol en el juicio.

La primera testigo en declarar fue la esposa del hombre fallecido, Juana Recalde, tras lo cual lo hicieron otros cuatro testigos aportados por la fiscal Liliana Tricarico.

«Lo mató sin motivo, supuestamente porque ella es lesbiana y él la discriminaba, pero yo soy lesbiana y él se crió toda la vida en este ambiente. Lo acusaron de «violín», de todo, pero ella miente», dijo Jerez a la prensa mientras se mantenía erguida apoyada en dos muletas y vestía una remera con el rostro de su hijo con la leyenda «Justicia por Pino» (el apodo familiar de Cristian Espósito).

En tanto, declararán a favor de Higui en las próximas jornadas su psicóloga, la psiquiatra y un grupo de los denominados «testigos de concepto» -porque no hubo testigos presenciales del hecho más allá de los protagonistas- como las hermanas de Higui.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *