Canción actual

Título

Artista

Evento actual

El Bondi de la 88

10:00 12:00

Evento actual

El Bondi de la 88

10:00 12:00

Background

Tánatos

Escrito por el 24 abril, 2020

Por: Leo Fusero

Lo que hasta hace un mes era el evento fundamental para el futuro argentino, la renegociación del descomunal endeudamiento que le dejó el gobierno de los Newman boys, pasó casi desapercibido en una sociedad paralizada por el miedo. A su vez, los medios de comunicación atacaron la oferta del gobierno, dejando en claro que ellos protegen a los inversores financieros y no a sus lectores o televidentes, a los que envenenan diariamente con información falsa. En el caso de Clarín es comprensible que califique a la oferta argentina de amarreta, hecha de mala fe y hostil, ya que el grupo tiene en sus balances 1.178 millones de pesos en bonos soberanos. También es comprensible que haya cubierto la compra de barbijos a $3.000 que hizo Larreta, ya que la empresa que se los vendió tiene como accionista a Ignacio Sáenz Valiente, miembro a su vez del directorio de Clarín y socio de Magnetto en su Off Shore en Panamá. Endeudar al país en U$S 103.808 millones, fugar U$S 93.667 millones y blanquear U$S 116.800 millones de dólares es un crimen que este gobierno ha decidido no investigar, por lo que quedará impune, como todos los ciclos de endeudamiento, fuga y blanqueo desde la dictadura militar en adelante. La ilegalidad de todo el proceso resulta  evidente con solo recordar que Macri modificó la ley mediante un decreto, permitiendo que familiares de funcionarios ingresaran al blanqueo, lo que la ley había prohibido expresamente.

Los números del ciclo endeudamiento – fuga – blanqueo informan cabalmente el nivel del vaciamiento que sufrió el país. Si en 2016 había 520.000 millones de dólares en guaridas offshore, de los cuales se blanquearon sin obligación de traerlos al país 116.000, quedarían afuera 404.000 millones de dólares negros, a los que se suman otros 93.667 millones fugados entre diciembre de 2015 y septiembre de 2019, con lo cual el capital fugado llegaría a 497.000 millones de dólares, un valor superior al del PIB actual, que el FMI estimó en 445.460 millones de dólares. Al mismo tiempo, el Estado bajo la conducción del macrismo, mediante la reducción de impuestos, transfirió $690.825 millones al sector privado en menos de cuatro años. Su política impositiva benefició a empresas (vía cargas patronales), a exportadores agropecuarios (mediante la rebaja en las retenciones) y a personas físicas de mayores ingresos (por la reducción de la alícuota de Bienes Personales). Los subsidios a sectores de altos ingresos por perdones impositivos hechos por Mauricio Macri, suman 287.000 millones a grandes propietarios; 227.022 millones a exportadores de granos y 123.066 millones a empresarios.

Así las cosas, es evidente que los recursos existen y es claro donde hay que buscarlos. La negativa a seguir pagando deuda y un impuesto que grave fuertemente a los ricos es la única salida para un país que va a sufrir la peor crisis económica de su historia, llegando al 50% de pobreza, con al menos 300.000 trabajadores despedidos y 200.000 Pymes desaparecidas, que ve pulverizarse su joya energética de Vaca muerta al mismo tiempo que el barril de petróleo tiene precio negativo, o sea, el vendedor paga para que se lo lleven, dado que el costo de almacenamiento y el exceso de stock en mayor que el precio de venta. El anuncio del impuesto a los ricos corre el riesgo de caer en las mismas vacilaciones que muestra el gobierno cuando tiene que atacar al poder real. La promesa de Cristina en campaña de investigar la deuda no ocurrió, el proyecto de ley anunciado por el presidente para reformar la justicia y eliminar las cloacas de la democracia, tampoco. Cada duda del gobierno es un avance del poder real, como lo sabe bien Gerardo Rodríguez, unos de los CEO de Blackrock, el fondo de inversión más grande del mundo, cuando por videoconferencia le expectó a Guzmán “Yo no sé si ustedes saben con quiénes se están metiendo. Nosotros tenemos espalda y podemos esperar a negociar con otro gobierno que entienda a los mercados, como el anterior”. Un gobierno que duerme en pocos laureles y no consigue generar poder real mientras el país se destruye parece no recordar que en la mitología griega, Tánatos, la muerte, era el hermano gemelo de Hipnos, el sueño.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *