Canción actual

Título

Artista

Evento actual

ROCK

00:00 19:00

Evento actual

ROCK

00:00 19:00

Background

“La Economía Popular llegó para quedarse”

Escrito por el 5 agosto, 2020

A casi 4 años de la primera marcha de San Cayetano protagonizada por los trabajadores de la economía popular, el sector no para de crecer en organización. En vísperas del Día del santo del trabajo, dialogamos con Alexandre Roig, sociólogo y asesor del Gobierno nacional y provincial, sobre el fortalecimiento del sector, el ReNaTep y los prejuicios que hay sobre muchos trabajadores populares. 

Siempre que una crisis sacude al país, al mundo, a quienes más afecta y de peor manera es a los sectores desprotegidos y vulnerados: los que hoy no cuentan con un trabajo estable que pueden seguir haciendo desde sus casas, cobrando el mismo sueldo a final del mes.

Mientras golpea fuerte por todos los frentes posibles, el “enemigo invisible” (como muchas veces llamó Alberto Fernández al Covid-19) dejó ver la gran desigualdad que hay en nuestro país, producto de la pandemia, sí, pero también de las medidas políticas, sociales y económicas que decidió tomar el gobierno anterior, comandando como todos sabemos, por Mauricio “me voy a Francia a pasear” Macri

Sin embargo, otra de las cuestiones que más visibilizó la pandemia tiene que ver con la tarea esencial que cumplen los trabajadores y trabajadoras de la economía popular, sector que en nuestro país cada día se ve más fortalecido, ya sea por su organización como por la institucionalización de sus lucha, la cual es acompañada por el actual gobierno nacional.

Un Registro Nacional para la Economía Popular

Alexandre Roig es sociólogo y actual asesor de la Secretaría de la Economía Social de la Nación y del Ministerio de Desarrollo de la Comunidad de la provincia, y explica que durante esta gestión, a la economía popular “no se la ve como algo transitorio, vinculada a alguna crisis, si no como una economía que es parte del trabajo, duradera y que está para quedarse”

Alexandre Roig

De esta manera, el Estado Nacional creó el Registro Nacional de Trabajadoras y trabajadores de la economía popular (ReNaTEP), una herramienta que busca reconocer, formalizar y garantizar los derechos de estos ciudadanos y ciudadanas para que puedan potenciar y fortalecer su trabajo. 

Sobre el ReNaTEP, Roig afirma que es una gran instrumento “para darle derechos y mejoras a los trabajadores, por eso pensamos que hay que generar una nueva institucionalidad que regule estos procesos que el mercado laboral clásico deja afuera de su marco”.

La economía popular y los prejuicios

Si bien el presente pandémico no colabora nada o casi nada en el progreso económico de un país que viene de cuatro duros años, hay marcadas diferencias con respecto a lo que se pretende de este tipo de producción.

En ese sentido, “el gobierno anterior lo que pretendía nada más era contener un conflicto, acá hay un gobierno que no solamente quiere consolar, si no que pretende transformar la realidad de la economía popular, incorporándola a su gobierno y su política” explica Alexandre

Trabajadores de la economía popular
Trabajadores de la Economía Popular piden Tierra, Techo y Trabajo

Como mencionamos más arriba, la sociedad efectivamente visibilizó en este contexto la importancia de este tipo de economía. “Creo que vamos hacia un proceso de desprejuiciar los imaginarios sobre la economía popular. Las transformaciones radicales son las que nos permiten avanzar, y desde el ministerio de Desarrollo Social se están poniendo en marcha”, reflexiona Roig.

El asesor del gobierno también explica que se rompieron tres grandes imaginarios durante la pandemia:

  • «Un primer imaginario es que los trabajadoras de la economía popular eran un grupo marginal, que eran pocos. Nos dimos cuenta con el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) que de los 8.9 millones de demandantes, cerca de 6 millones son parte de la economía popular«.
  • «El segundo mito es que la gente “vive de un plan”. En Argentina antes de la pandemia se repartían 550 mil planes sociales. Es decir solo el 10% de esos 6 millones que registramos en el IFE«.
  • «El tercer mito tiene que ver con esa visibilización de la actividad esencial de los trabajadores de la economía popular: el cuidado de las personas, comedores, merenderos, producción textil, producción de alimentos, reciclado. Todas esas son actividades esenciales, pero no reconocidas por el mercado. Las instituciones no están previstas para este tipo de trabajo, y tampoco las reglas del mercado valorizan a estos trabajos«.

La importancia de San Cayetano

Es clara la estrecha relación que hay entre las organizaciones que aglutinan a los trabajadores y trabajadoras de la economía popular con la peregrinación al santuario de Liniers todos los 7 de agosto, en el día de San Cayetano.

«Esta relación tan cercana es un símbolo de cierta demanda de cuidado y de protección» explica Roig y agrega que en ese sentido esta demanda «es una demanda social, que tiene una forma religiosa pero en el fondo expresa un mismo deseo para todos y todas: el de estar protegidos en una sociedad contemporánea».

«Eso es lo que nosotros queremos generar con nuestras políticas, un mecanismo de protección social del sector, y de protección vinculado al trabajo. San Cayetano es justamente eso: protección y trabajo», afirma el asesor.

San Cayetano
Movilización hacia Liniers

La figura de San Cayetano es importante también porque es el símbolo de los que trabajan aunque no tengan empleo: «Tenemos que entender que la gente trabaja, aunque no tenga empleo. Todo el mundo vive de su trabajo aunque no sea un empleado, y esa distinción es la que nosotros tratamos de avanzar en esta institucionalidad», concluye Alexandre Roig.

El Patrono del Trabajo convoca desde hace cuatro años a este sector que, si bien este año se hará una excepción ya que no se podrán realizar movilizaciones, ya instauró una fuerte mística alrededor del santo que vela por la tres T: Tierra, Techo Trabajo.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *