Canción actual

Título

Artista

Evento actual

Música x Músicxs

13:00 15:00

Evento actual

Música x Músicxs

13:00 15:00

Background

El curita de las putas

Adios Mundo Cruel 18 June, 2020

Por: Leo Fusero

Konrad Krajewski es el jefe de la Limosnería Apostólica, el brazo de la caridad del Papa Francisco. Es muy popular en Roma por su labor incansable hacia los pobres. Muchos días se le puede ver por la noche dando de comer personalmente a los más necesitados cerca de la Santa Sede.

Al inicio de la pandemia, una chica trans que ejercía la prostitución en Torvaianica, en las afueras de Roma, se acercó a la Santa Sede para pedir alimentos. No había clientes y se estaban muriendo de hambre. Al poco tiempo eran 18. La mayoría argentinas. Al ser el Papa Francisco de la misma nacionalidad que las afectadas, Krajewski les pidió que le escriban. El Papa sería  sensible a sus historias de dolor, de gran soledad y de aislamiento. Le escribieron contando sus experiencias y su situación,  pidiéndole ayuda en estos momentos de dificultades. Algunas lloraban mientras escribían. Revivían sus recuerdos y eran incrédulas de que el Papa, que tiene tantas cosas importantes que hacer, las vaya a escuchar a ellas, unas pecadoras. Terminaban las cartas pidiéndole a Francisco que rezara por ellas. La ayuda llegó inmediatamente. Cuando la noticia fue publicada en los medios, Krajewski  declaró que no entendía por qué estaba generando tanta atención, ya que era un trabajo ordinario para la Iglesia, normal. “Todo está cerrado, no tienen recursos, y fueron a su pastor. No podían haber acudido a un político o un parlamentario porque no tienen papeles. Y el pastor vino a nosotros”.

Según el Movimiento Identidad Transexual (MIT), una asociación italiana que apoya los derechos de las personas trans, se estima que en toda Italia viven entre 7.000 y 8.000 migrantes trans que se dedican a la prostitución, la mayoría proveniente de países Latinoamericanos

“Al final lo único que hemos hecho es volver a la esencia del Evangelio, que no sólo nos habla de María Magdalena, sino que también nos pide dar de comer al hambriento y de beber al sediento. Es una crisis sanitaria, pero también social, y nos debemos implicar todos. Pero yo también veo esto como una oportunidad: es como si me las hubiese mandado Dios para conocerlas”, declaró Krajewski.

Don Conrado, como lo llaman, ya se había hecho famoso el año pasado, cuando él mismo conectó la electricidad de un edificio en Roma donde viven unas 450 personas, la mayoría inmigrantes o sin techo, al que el propietario, un banco, había decidido desenganchar de la corriente eléctrica por falta de pago.

 

 

.