Canción actual

Título

Artista

Evento actual

ROCK

08:00 20:59

Evento actual

ROCK

08:00 20:59

Background

Descerebrados

Adios Mundo Cruel 4 June, 2020

Por: Leo Fusero

Después del 2001 quedó en bolas y a los gritos. En 2003 no votó. Ya con Kirchner Presidente abrió una despencita. Recobró olla y dignidad. Salió de pobre. Fue creciendo. Se hizo almacén. Compro una chata usada. Su familia empezó a vivir mejor. En 2007 votó a Carrió. Ya con Cristina Presidenta el negocio siguió creciendo. Se hizo minimercado. Empleó gente. Arregló su casa. Volvió a gozar de vacaciones. Empezó a ahorrar unos manguitos. Compró un caballo porque adoraba montar. En 2011 votó a Hermes Binner. Segundo período de CFK. Su hijo obtuvo el ProCrear. De mercado crecido a minisupér. El negocio volaba. Siempre en alza. Empleó más gente. Cambió el usado por un 0KM. Viajó al exterior. Dicho por él, nunca estuvo mejor en su vida. En 2015 votó a Macri. De inmediato empezó a vender menos. Achicó el minisúper. No podía pagar la luz. Pasó a ser almacén. Despidió empleados. Las ventas caían en picada. Pasó a ser despensa. No tuvo más empleados. Vendió la chata. No pudo bancar alquiler. Cerró el negocio y comenzó a hacer repartos en bicicleta. En 2019 votó a Macri. Alberto Presidente. Inicia el ciclo con la economía devastada y pandemia mundial. Su hijo recibe las 10 lucas del Estado. A él le otorgaron el Préstamo PyMes a tasa 0 y reabrió la despensa en su garage. Trabaja. Factura en cuarentena. Tiene un TV en una mesita. Todo el día puesto en TN. Volvería a votar a Macri. El protagonista de esta historia tiene 59 años y es de Berisso. ¿Cómo se explica? Fácil: ANTIPERONISMO, ese enfermo fanatismo destructivo que se alimenta de odio y de incoherencia. La resistencia gorila en tierras de Cipriano Reyes es absurda y feroz. La ignorancia se propaga más que el coronavirus.

 

Cuando se intenta analizar este fenómeno del tsunami de idiotas que le hacen el juego a las nuevas derechas se piensa en la influencia de los aparatos mediáticos «que confunden a la gente». La hipótesis correcta es al revés, es el agrupamiento de los descerebrados neofascistas los que le dan la letra y los argumentos a los agentes mediáticos, a sus políticos e intelectuales.

 

Los monstruos de la TV y de la política son las marionetas donde el ventrílocuo es el agrupamiento de idiotas.