Canción actual

Título

Artista

Evento actual

ROCK

08:00 20:59

Evento actual

ROCK

08:00 20:59

Background

Taser: 5 razones para no usarlas

Escrito por el 4 noviembre, 2020

Con el viento a favor, el bloque de Juntos por el Cambio se prepara para sancionar la ordenanza donde aprueban la compra de las armas taser. Desde FM Raíces Rock proponemos cinco razones por las cuales no deberían ser usadas en efectivos de las fuerzas de seguridad.

taser

Por pedido expreso del Intendente Julio Garro, el bloque de Juntos por el Cambio presentó el proyecto de ordenanza para la compra de 20 pistolas electicas para los efectivos de la policía local: “Las pistolas Taser, que desde hace años son utilizadas en muchos países, son herramientas que permiten dar mayor seguridad a los agentes y protegen a terceros contra episodios delictivo», comentó Garro en su cuenta de Twitter

Con la mayoría del Concejo Deliberante, Juntos por el Cambio se prepara para sancionar el proyecto y unirse a los tres municipios opositores de Lanús, Vicente López, Tres de Febrero en utilizar las armas eléctricas.

Desde el primer momento, cuando la gestión macrista quiso incorporar las taser a las filas de las fuerzas de seguridad, los organismos de derechos humanos, como el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), advirtieron contra su uso y manifestaron que empeoraría la situación en términos de violencia institucional.

En primer lugar, debido a la categoría de arma «menos letal», los efectivos poseen menos restricciones a la hora de uso, en lo que derivaría en la utilización indiscriminada por parte de los oficiales:  “no letalidad” habilita que se amplíen las situaciones en las que los policías podrían disparar”, comentaron desde el CELS.

 Un estudio realizado por Amnesty International en los Estados Unidos arrojó que de 334 personas muertas por el uso de las Taser entre 2000 y 2007, sólo 33 portaban armas y sólo 4 armas de fuego. En este sentido, resalta que el uso de las pistolas eléctricas son utilizadas indiscriminadamente en cualquier situación que amerite una «amenaza» para las fuerzas de seguridad. En este caso, advierten que el uso de las armas eléctricas deben ser la ultima instancia posibles para la policía.

Por otro lado, al no ser consideras como armas letales, las taser se unirán a las herramientas que posee un efectivo de las fuerzas de seguridad publica para el control poblacional. En Estados Unidos se registraron cerca de mil, entre el 2000 y 2017, muertes por el uso indiscriminado de las taser.

En tercer lugar, una descarga eléctrica superior a los 15 segundos eleva exponencialmente los riesgos de muerte, los estándares oficiales estipulan que la descarga máxima debe ser de cinco segundos.

Cuarto: la mayoría de las muertes causadas por las armas taser no ocurre al momento de la descarga eléctrica, sino que ocurre más adelante debido a un paro cardiorespiratorio y/o golpes al momento de caer producto del disparo. Asimismo, las organizaciones disponen que se aplique una especial revisión médica inmediata a las personas descargadas.

Quinta (pero no la ultima): gracias a que el disparo de las armas eléctricas no deja marcas alguna, este instrumento puede ser utilizado para torturar a los detenidos y/o privados de su libertad. De esta manera, el Comité contra la Tortura de la ONU prohibió su uso en comisarias y penales del mundo.

Por ultimo, las armas eléctricas no podrán ser descargadas en embarazadas; personas con signos de intoxicación por alcohol o drogas; personas con padecimiento mental; personas ya arrestadas, esposadas o precintadas; personas que ya recibieron una descarga (no se pueden realizar dos descargas sobre la misma persona); personas a las que también se les arrojó gas pimienta (esto se debe a que el liquido suministrado en el sujeto y sumado a la descarga podría devenir en una combustión química mortal) y no se deberá ser disparar al rostro, ya que de impactar en los ojos puede causar ceguera.

Desde el CELS indicaron que ciertas taser cuentan con un dispositivo de control de disparo que pueden ser útiles para el control de la actuación policial siempre y cuando exista voluntad política para supervisar el accionar de las fuerzas.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *